Translate

Translate

viernes, 25 de octubre de 2013

The Last World. Blackbirds

The Last World
Blackbirds

Capitulo 1.

- Bienvenido, puede ser que te preguntes en donde estas, pues bien te diré que te encuentras en el limbo? Porque? Es difícil explicarlo…pero lo que si te puedo decir es que eres afortunado…ya que has sido elegido entre millones de seres en el universo-

Aquella voz era la primera vez que la escuchaba y me hacia sentir cierto nerviosismo, era la voz de un hombre ya mayor, pero transmitía demasiado respeto y a la vez cierta bondad que no era posible negar o igualarlo que me tranquilizaba un poco.

La intranquilidad que sentía se debía a que todo lo que conocía se había venido abajo y a su vez tenia cierta satisfacción dado que había funcionado uno de mis experimentos. ¿Pero para que aburrir con mi larga y triste historia pasada? Sin embargo es necesario para que comprendan mi situación actual.

Naci o mas bien abri los ojos en un mundo lleno de lujos, mi casa era una enorme mansión donde los sirvientes iban y venían para complacerme, eso creo detono que fuese algo berrinchudo, antipático y lleno de soberbia. Mis padres eran excelentes personas, ellos trataban de educarme e inculcarme los mejores valores y sentimientos demostrándome con el ejemplo que un Conde no siempre debía ser una persona arrogante y superior, si no que podía ser una persona muy educada y llena de elegancia que podía mostrar los sentimientos mas nobles.

Fue una noche de verano cuando todo cambio y la vida me hizo madurar bastante, mis padres en un viaje de cortesía fueron atacados por unos bandidos y al tratar de huir de ellos, perdieron el control de su carruaje y finalmente cayeron a un barranco, ese fue mi primer acercamiento a eso que conocemos como oscuridad, ella había hecho que mis padres murieran y yo me quedara solo con Finnian, mi gatito negro y fiel compañero.

Esa noche veía ir y venir a la gente, muchas personas que eran amigos de mis padres platicando y bebiendo planeando negocios o como la muerte de ellos traía beneficios para algunos. Mis ojos estaban llenos de lagrimas, esos, esos no podían ser los amigos y si los eran, no quería tener yo alguno, como podía no dolerles mi perdida? Comencé a odiarlos y a desear irme de ese sitio para siempre. Sin embargo mis padres eran bastante precavidos y habían dejado todos esos asuntos resueltos por lo que los sirvientes mas fieles me siguieron cuidando pero a su vez instruyendo, me hacían acudir a las reuniones mas importantes, yo era también un conde y debía cumplir con esas aburridas obligaciones. Ademas había comenzado a leer varios libros, resultaba interesante descubrir que mi padre tenia una idea bastante descabellada, no existía un solo mundo, había varios y en diferentes dimensiones, podían parecerse al nuestro pero eran diferentes. Eso sonaba interesante para mi y mi idea de irme de ese sitio.

En una de las reuniones mas importantes de la Corte de la Reina, me salí del lugar ya que tanta hipocresía me molestaba y la gente mal miraba que llegara a toda reunión en compañía de Finnian. Al estar en el patio una persona muy extraña se acercaba a mi, no sentía miedo, pero me era ciertamente atrayente.

- Vaya pequeño…así que evades la realidad de este mundo, por que lo haces? Que es lo que necesitas para seguir adelante pequeño niño de Eolia?-

Exclamaba aquel sujeto, su semblante era tranquilo y lleno de seguridad.

- Yo no quiero vivir aquí, no tengo a nadie y yo solo quiero vivir otra vida…una diferente, además que es eso de pequeño niño de Eolia?-

Le contestaba con seguridad y determinación aun cuando me impresionaba no podía dejarme hacer menos, eso no lo hacia ningún miembro de la realeza. Ademas como me había llamado era extraño y ciertamente atrayente.

- Es tu origen…no eres mas que una parte de un ser completo, pero puedes desarrollarte enormemente, así que estaré esperando tu llegada a mi mundo-

Comentaba el hombre con cierta diversión.

- Su mundo? Oiga explíquese..ademas como se llama usted?-

Le preguntaba con cierta reserva para después mirarle con cierto miedo.

- Pronto lo descubrirás…mi nombre es..Omnimus-

Respondiendo, el hombre se retiraba y parecía desaparecer ante mis ojos como si de una aparición se tratara de una aparición.

Desde ese momento mi vida dio un giro total, comencé a acercarme aun mas a los libros de al biblioteca de la mansión, no deje libro alguno sin leer y en cada uno encontraba notas de mi padre en las cuales mencionaba su teoría de como abrir un portal para viajar a otra dimensión, a otro mundo y esta vez si las tomaba en serio.

El día de mi cumpleaños numero 18, finalmente tenia todo aquello que necesitaba para lograr aquel sueño. Había decidido despedir a los empleados, cerrar la mansión y fingir me iria de viaje. Con todo aquello que mi padre había solicitado en sus notas frente a mi (2 copas de oro de dos culturas diferentes, dibujado en el piso un símbolo  extraño que se repetía en muchos lugares del mundo, el sumo de muchas hierbas y finalmente me quedaba parado en medio de aquel símbolo y me concentraba.

- Quiero viajar...quiero iniciar mi viaje...quiero lograr cumplir el sueño de mi padre-

Extrañamente algo hacia vibrar el sitio, las copas caían y derramaban su contenido, borrando el símbolo, era una especie de terremoto, yo trataba de no perder la concentración pero era imposible, mi fiel Finnian maullaba con fuerza como queriéndome decir que debía huir, al notar que no lo iba a conseguir me reí un poco de mi mismo por creer en una leyenda, cuando de la nada, al tratar de salir de la mansión, una parte del techo se derrumbaba e iba a caer encima de mi, todo ocurrió muy rápido y finalmente me encontraba en aquel sitio escuchando esa voz.

- Elegido? Para que?-

Exclamaba con ciertas reservas.

- Para una misión muy noble, salvar los mundos...si realmente quieres viajar y descubrir mas de ti, entonces acéptala, de no ser así, quédate dormido hasta que llegue la muerte...-

Respondía aquella voz mientras algo sentía en mi interior, esa necesidad de cumplir mi promesa y sobre todo descubrir aun mas, por lo que no pensaba mucho aquello y sonreía.

- No importa lo que deba hacer...acepto gustoso la oferta-

Comentaba con desicion mientras la voz reía un poco.

- Entonces prepárate...porque creo estas destinado a cosas muy grandes pero deberás aprender demasiadas lecciones tan duras que tu corazón se desgarrara por momentos-

Esas palabras parecían no afectarme, así que finalmente la luz se hacia presente y al abrir los ojos me encontraba con un hermoso cielo de tonos rojizos, al levantarme observaba a mi alrededor y encontraba por casualidad el nombre del sitio: 

TWILIGHT TOWN.

1 comentario:

Kissa nyaa dijo...

❤o❤ Himoru. 8(>w<)8 Que genialoso leer como comenzó su aventura.